7 cosas que no sabías del arroz
Datos curiosos

7 cosas que no sabías del arroz

Por Kiwilimón - Noviembre 2018
Con mole, guisado rojo o frijoles. En caldo, sopa o sushi. No importa cómo lo comas, el arroz es delicioso en cualquiera de sus presentaciones. Pero no solo eso, este singular grano esconde muchas curiosidades. Te invitamos a descubrir 7 cosas que no sabías del arroz:
  1. Haciendo la comparación con la proteína contenida en otros granos, la del arroz es considerada entre las de mejor calidad.
  2. Cuando enjuagas el arroz antes de cocinarlo quitas pequeños pedazos rotos y almidón, por lo que obtienes un arroz más esponjoso sin grumos.
  3. Aunque el arroz blanco y el integral contienen muchas vitaminas y minerales, el integral aporta muchos más nutrientes al mantener el salvado y el germen del arroz.
  4. El arroz blanco puede durar hasta 30 años si se guarda en condiciones adecuadas, mientras que el integral solo tiene una vida útil de hasta 6 meses. Para conservar por más tiempo el arroz integral se recomienda refrigerarlo o congelarlo.
  5. El arroz es bajo en grasas y no tiene colesterol.
  6. El arroz crudo puede tener esporas de bacteria que ocasionan intoxicaciones estomacales. Para evitar que estos gérmenes te provoquen problemas de salud debes evitar dejar el arroz cocido a temperatura ambiente por mucho tiempo.
  7. El arroz es fuente de una quinta parte de las calorías consumidas a nivel mundial y es el segundo cereal más producido.

Aprovecha esa bolsa de arroz que tienes en tu alacena y prepara un platillo espectacular. Aquí te damos algunas ideas de recetas deliciosas y fáciles de hacer:

  Fuentes:
Rate this Article.
Ratings (0)
Be the first to give a rating
ADVERTISING
The most read
Como dice el famoso proverbio francés: “la salsa vale más que el pescado”. En otras palabras, una buena salsa puede levantar hasta el más sencillo de los platillos. Conoce las salsas básicas que debes aprender a preparar para lucirte todos los días en la cocina.   Mayonesa casera Por supuesto que no podía faltar en esta lista la mayonesa. Ya sea que la uses para preparar un sencillo sándwich casero o una exquisita ensalada rusa, la mayonesa es siempre un ingrediente esencial. Como algunas recetas llevan ostiones y tienen un sabor fuerte, puedes cambiarlos por hierbas aromáticas. Lo mejor es que puedes hacerla de forma tradicional, batiendo con el globo o más rápido, usando tu licuadora. Salsa pomodoro Este es un gran ejemplo de cómo una salsa puede mejorar cualquier preparación. Úsala en pastas, carnes o pollo; combina con todo. Es una salsa a base de jitomate, ajo, cebolla y algunos ingredientes extra que dan mucho sabor. Aunque originalmente para prepararla debes picar los alimentos, te sugerimos usar la licuadora para ahorrar tiempo al cocinar. Salsa de tamarindo casera Cuando ya no tienes más ideas o solo te queda un filete de carne en el refrigerador, esta salsa de tamarindo puede sacarte del apuro. Recuerda que puedes refrigerarla y recalentarla, o simplemente, servirla fría. Salsa ranchera roja Claro que una salsa picante es básica, sobre todo en la cocina mexicana. Y qué mejor opción que una deliciosa salsa ranchera roja. Para darle ese toque especial a tus platillos solo necesitas 6 ingredientes, tu licuadora y menos de 15 minutos. Aderezo ranch Este aderezo lo puedes usar para acompañar una enorme cantidad de platillos, como alitas, costillitas BBQ o ensaladas. O sea que no puede faltar en tu cocina. Dependiendo del tipo de consistencia que prefieras, puedes picar los ingredientes a mano, o mejor, licuarlos todo para que quede una mezcla más homogénea. Mantequilla de maní casera Aunque no es precisamente una salsa, la mantequilla de maní puede servirte para preparar gran variedad de platillos de la cocina oriental y también para dar el sabor de cacahuate a muchos postres. Sigue esta receta para tener en tu cocina una mantequilla de cacahuate libre de conservadores y otros químicos.   Ahora que ya sabes que lo único que necesitas para preparar platillos espectaculares es una buena salsa, usa estas recetas y deja volar tu imaginación. Cuéntanos, ¿con qué ingredientes te gustaría combinar estas salsas?
Admítelo: algunos de tus utensilios de cocina ya pasaron por su mejor momento y es la hora de buscar un reemplazo. Piensa que ahora que comienza un nuevo año es la oportunidad de hacer renovaciones en todos los aspectos, incluyendo tu cocina.Aunque algunos utensilios de cocina están destinados a durar para siempre (como los de acero inoxidable) hay otros que necesitan ser cambiados regularmente, pero ¿cómo saber si es el momento de cambiar tus utensilios? Fácil, nosotros te decimos cómo.Las toallas para la cocina. Cuando por más lavadas que les hayas dado siguen teniendo un olor desagradable, o ahora la textura no es tan suave y se ha vuelto un poco acartonada, es el momento de remplazarlas. Sobre todo, si las toallas ya están deshilachadas, rasgadas o muy maltratadas. Recuerda que los trapos y toallas de cocina guardan una cantidad considerable de gérmenes, sin importar cómo las laves o cuántas horas las dejes expuestas al sol. Las esponjas. Mientras sigan lavando, las seguimos usando, pero ojo, las esponjas son el utensilio que se tiene que cambiar con más frecuencia y sin necesidad de que se parta en dos o le falte un cachito. Cuando huele mal o ya está rota piensa en todas las bacterias que puede guardar. Además, toma en cuenta que estar casi todo el tiempo mojada, ocasiona que garde gran cantidad de gérmenes y bacterias que estarás pasando a tus trastes "limpios" o recién lavados.Las cucharas de madera. ¿Cómo saber cuándo debes cambiar tu cuchara? Muy fácil: porque ya es casi imposible servir la comida de lo roto que está. Una cuchara de madera cuida mucho tus sartenes antiadherentes, pero si está rota deberás desecharla. Una de las razones principales es que podría desprender algún residuo de madera y quedarse en la comida o en el sartén. El pelador de papas. Los mejores son los de acero, pero son lo que se oxidan más rápido. Si pierdes más tiempo peleando con tu pelador que con un cuchillo es hora de cambiarlo. Por lo general hay que cambiarlos porque se rompen, se doblan o simplemente están muy oxidados.Los contenedores de plástico. Los famosos tuppers son otros de los utensilios que deberás cambiar en algún punto. Cuando tengan manchas imposibles de quitar, estén rallados o tengan un olor penetrante, es hora de mandarlos al bote de basura. De preferencia, es mejor que utilices recipientes de vidrio para conservar mejor la comida y para que cuando la guardes, no se contaminen por el plástico. Aprovecha esta temporada para hacer un cambio en los utensilios de tu cocina y estrénalos con estas recetas:Volovanes de champiñones cremososCheesecake de elote con rompopeTrufas de leche condensadaRollo de tamal relleno de cochinita
Todos los años esperamos con ansias las posadas, pero ¿sabemos en realidad por qué las celebramos? Esta es la historia del origen de las posadas. Como la gran mayoría de las tradiciones mexicanas, la historia de las posadas se remonta a la época prehispánica. Antes de la Conquista española, los indígenas celebraban en diciembre fiestas en honor a su dios Huitzilopochtli. Las festividades, que duraban varias semanas, cerraban con reuniones simultáneas por todas las casas en las que se daban alimentos a los invitados. Casualmente estas fiestas coincidían con las celebraciones católicas de los españoles, por lo que estos las aprovecharon para evangelizar a los pueblos indígenas. Después de varios años de la Conquista, en 1587, el fray Diego de Soria obtuvo un permiso del papa para comenzar a celebrar las misas de aguinaldo. Con esto lo que buscaba el sacerdote era sustituir las fiestas en honor a Huitzilopochtli para que los indígenas comenzaran a celebrar la Navidad. Las misas de aguinaldo se llevaban a cabo del 16 al 24 de diciembre y eran una mezcla de misas con representaciones de los pasajes de la biblia. La intención de esto era evangelizar a los indígenas y mostrarles todo lo que habían tenido que pasar María y José antes del nacimiento de Jesús. En un principio las misas se organizaban dentro de la iglesia. Aprovechando la amplitud de los espacios del templo, los agustinos – quienes fueron los primeros en organizarlas – celebraron las primeras misas de aguinaldo dentro del convento de Acolman. Tanto españoles y criollos como indios asistían a estos eventos en los que al finalizar el rito religioso se repartían regalos y comida. Con los años se fueron incorporando más elementos a las fiestas (piñatas, cánticos, velas, dulces) y estas lograron mayor popularidad. Las personas comenzaron a celebrar lo que se conocía originalmente como las misas de aguinaldo en sus casas y barrios, hasta convertirse en lo que hoy conocemos como posadas. El significado de las posadas podría haber cambiado, pero no hay duda de que siguen siendo una de las fiestas más esperadas en México. ¿Tú ya organizaste tu posada? Estas recetas son perfectas para una posada: Pastel de tamal con carne adobada Tamales oaxaqueños de mole Chocolate caliente mexicano Sidra de manzana y canela   Fuentes: http://www.milenio.com/opinion/dr-sergio-antonio-corona-paez/cronica-de-torreon/origen-de-las-posadas-navidenas https://www.ngenespanol.com/travel/origen-de-las-posadas-en-mexico/  
Aparte de ser la festividad más esperada del año (claro, después de Navidad), el Día de Muertos es una fecha llena de historia y muy especial para los mexicanos. Si tú también esperas con ansias que llegue noviembre solo para comer pan de muerto y poder decorar con cempasúchil, entonces seguramente te gustará conocer estos 5 datos curiosos del Día de Muertos: Es Patrimonio de la Humanidad. Desde hace 15 años la fiesta del Día de Muertos fue proclamada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. De esta manera, el organismo internacional reconoce el valor de la tradición indígena y la riqueza cultural de esta celebración. (Por si tenías la duda: Halloween no es considerado patrimonio cultural). Es una celebración muy antigua. Algunos historiadores consideran que la tradición del Día de Muertos se originó hace más de 3 mil años entre las culturas azteca y tolteca. En aquella época las sociedades precolombinas veían como una falta de respeto llorar a los muertos, y en su lugar preferían celebrar su memoria. Fue así como surgieron las festividades (que antes duraban un mes) para honrar a los muertos. Las fechas no han sido siempre las mismas. Las culturas prehispánicas llevaban a cabo estas celebraciones en el noveno mes del calendario solar mexica. Con la Conquista, se mezclaron las costumbres indígenas con las tradiciones católicas, por lo que los festejos españoles del Día de Todos los Santos y del Día de los Fieles Difuntos se fusionaron con las fiestas indígenas para honrar a los muertos. Los festejos varían de un lugar a otro. Aunque es una fiesta de carácter nacional, la manera de celebrar no es la misma en todos los estados. Por ejemplo, en Campeche algunas personas tienen la costumbre de extraer los huesos de sus difuntos para limpiarlos, mientras que en Michoacán tienen la tradición de pasar la noche en el cementerio junto a las tumbas de sus seres queridos. La migración de la mariposa monarca está relacionada. Curiosamente alrededor de estas fechas se da la migración de la mariposa monarca desde Canadá hasta México. De acuerdo con la tradición azteca, los antepasados podían regresar en forma de mariposas o colibríes, así que este fenómeno natural resulta muy oportuno para las fiestas. ¿Conoces algún otro dato curioso del Día de Muertos? Compártelo en los comentarios. Prepárate para celebrar el 2 de noviembre con platillos típicos mexicanos: Tortas ahogadas de Jalisco Sopa azteca con chile pasilla Sopa de lima tradicional Birria de res casera   Fuentes: Ich.unesco.org Vanguardia.com.mx Nationalgeographic.com Vix.com Efe.com
ADVERTISING
NEWSLETTER
Subscribe to the Newsletter
ADVERTISING