One of the biggest food trends you need to try
Recetas

One of the biggest food trends you need to try

By Kiwilimón - June, 2019
Today, millions of photos exist on Instagram with the #AvocadoToast hashtag and let’s face it, this recipe appeals to/entices/tempts everyone because it’s indulgent and nutritious. Making avocado toast is quite simple; all you need are Avocados From Mexico, toast, and salt.

The fascinating thing about this dish is that there is not just one way to make and enjoy it; everything depends on our creativity (or the ideas you find on Instagram). It is precisely on the 'gram where we see the craziest combinations of toppings for your avocado toast, from lobster, cheese, radish, Sriracha and strawberries to grasshoppers.

Why is everyone still talking about avocado toast?

The lasting popularity of this recipe is due not only to its simplicity and appealing appearance, but also because of how nutritious avocados are for us, with nearly 20 vitamins and minerals. That is why the significant advantage of avocado toast is that, no matter how you decide to prepare it, you can be sure that avocados are a healthy addition to your diet.

Avocados can act as a “nutrient booster” because they contain good fats, or unsaturated fats, and can help the body to better absorb fat-soluble nutrients from foods that are eaten with the fruit, such as vitamins A, D, K and E.

Healthy avocados contain 8 g of fat for every 50 g portion, of which over 75% are good fats (avocados are virtually the only fruit with good fats). This is why including dishes with avocado in your diet, like avocado toast, can be a healthy, nutrient-dense choice.
It is very likely that the number of #AvocadoToast posts on Instagram will continue to grow; it’s a dish that will stay in the hearts of foodies and nutritionists. Who could resist it?

Get some Avocados From Mexico and make your versions of avocado toast. Who knows, maybe someday your invention will create a new trend.
Rate this article
Ratings (0)
Be the first to give a rating
ADVERTISING
The most read
Después de hacer unas papas fritas o empanizar un pescado, ¿qué se puede hacer con el aceite? ¿Tirarlo al drenaje, ponerlo en una botella de plástico y echarlo a la basura, o usarlo un par de veces más? Aunque te parezca raro, la opción más recomendable es, irónicamente, la última. Pero cuando ya finalmente el aceite deba desecharse, tienes que tener mucho cuidado en la manera en que lo haces para no perjudicar el medio ambiente. Aquí te contamos cómo puedes desechar correctamente el aceite de cocina. ¿Por qué no puedo tirar el aceite por el desagüe?Esta es probablemente la solución más sencilla y “lógica”, ya que se trata de un alimento líquido. Sin embargo, el vaciar el aceite de cocina por la tubería acarrea varios problemas. Por un lado, la grasa puede acumularse en las paredes de la tubería, provocando atascos o, peor aún, la diseminación de bacterias. Otra de las razones por las cuales no debes tirar el aceite por el drenaje es que ese aceite puede perjudicar el agua residual. Tan solo un litro de aceite puede contaminar miles de litros de agua. ¿Por qué no puedo tirar el aceite a la basura?Algunas personas, con tal de evitar la contaminación del agua, almacenan el aceite en bolsas o recipientes de plástico para tirarlo a la basura. En un principio esta podría ser una solución efectiva, ya que de alguna manera se evita el contacto inmediato del aceite con el agua. No obstante, a la larga, el aceite puede derramarse y contaminar el agua o permanecer intacto, lo cual contribuye a la acumulación de basura y residuos. ¿Qué puedo hacer con los residuos de aceite de cocina?Una vez que tienes claro por qué no debes tirar el aceite al drenaje o a la basura, es más fácil que optes por soluciones ecológicas y efectivas. A continuación, te presentamos algunas para desechar el aceite de cocina. Reutilización del aceite. Lo primero que debes saber es que el aceite se puede reutilizar un par de veces antes de desecharlo. Espera a que se enfríe y con ayuda de un colador o filtro de café, elimina los residuos de comida. Úsalo un par de ocasiones más, cuidando de no combinar el aceite que usaste para freír pescado con carne o postres, por ejemplo. Reciclaje en casa. Cuando ya el aceite haya pasado por varios procesos de calentamiento, puedes usar los residuos para hacer velas caseras. Lo único que necesitas es el aceite usado, cera, aceite esencial y mecha para velas. Recuerda que también debes filtrar el aceite antes de hacerlas. Recolección especializada. Finalmente, la opción más profesional para deshacerse del aceite de cocina usado es recurrir al servicio de empresas que se dedican a su recolección. De igual manera, algunas ciudades cuentan con contenedores especiales. Investiga si en tu municipio tienen este servicio. Podrías tener un contenedor de aceite de cocina usado justo a la vuelta de tu casa.Recetas que te recomendamos:Dedos de pollo con cheetosAlitas adobadas Nopales capeados rellenos de queso Enmoladas de chorizo de soya
Una parte importante del éxito en la cocina se debe a los utensilios con los que contamos. Puedes conocer exactamente los pasos a seguir y dominar la técnica para preparar unos deliciosos hot cakes o el mejor platillo gourmet que te puedas imaginar, pero si tus sartenes ya no sirven, invariablemente terminarás con un desastre pegado y quemado. Para que todas tus recetas te quedan perfectas, es importante que cuides tus herramientas. Por eso en esta ocasión te compartimos algunos tips para que puedas mantener en buen estado los sartenes por más tiempo. Usa los utensilios adecuados.Un detalle que debes evitar a toda costa es el uso de pinzas, palas o cucharas de metal cuando estás cocinando con un sartén antiadherente. La razón es muy sencilla: este tipo de material puede tallar la superficie antiadherente haciendo que ya no sirva tu sartén. Otra cosa que tampoco debes hacer es cortar los ingredientes que estés cocinando directamente en el sartén. Los cuchillos son de los peores enemigos de los sartenes antiadherentes.Guarda bien tus sartenes.Una costumbre que puede prolongar o reducir la vida útil de tus sartenes es la manera en la que los guardas. Si sueles apilarlos uno dentro de otro, esto puede hacer que se raspen afectando su desempeño. Recuerda que por más pequeña que sea la raspadura en un sartén, esta irá creciendo poco a poco, haciendo que deje de servir tarde o temprano. Para evitar esto, lo mejor es que coloques los sartenes uno contra otro (fondo con fondo) y si tienes que apilarlos, pon una toalla o pieza de tela entre cada uno para que no se tallen.Vigila la temperatura. No dejes que te gane la impaciencia y controla la temperatura de tu estufa. Cuando pones el sartén a fuego muy alto este puede dañar la superficie antiadherente, haciendo que se reduzca su vida útil. De igual manera, nunca sometas el sartén a cambios de temperatura drásticos. Por ejemplo, es una pésima idea meter el sartén en agua fría justo después de terminar de cocinar. Esto, tarde o temprano, terminará dañando el sartén, sin importar su calidad.Lava suavemente los sartenes.Esto es algo básico: nunca debes lavar los sartenes con estropajos de metal ni con detergentes muy abrasivos. Aunque pueda parecer cómodo, tampoco debes meterlos al lavavajillas, precisamente porque los jabones que se usan en estas máquinas suelen ser más fuertes que los lavatrastes comunes. Para mantener en buen estado tus sartenes lávalos con agua tibia, un poco de detergente y talla suavemente con una esponja. Si tiene comida pegada, deja el sartén remojando con agua tibia y un poco de bicarbonato.¿Conoces algún otro tip para mantener en buen estado los sartenes? Compártelo en los comentarios de esta publicación.
Tú, ¿tomas tu café con azúcar, o jarabe de agave, sucralosa, sacarina, hojas de estevia, etc.? Hoy en día, más allá de los tradicionales cubitos de azúcar o el delicioso piloncillo, existen muchas opciones en el mercado para endulzar los alimentos y las bebidas. Si aún no conoces las alternativas para el azúcar, aquí te contamos todo lo que debes saber sobre los edulcorantes. ¿Qué son los edulcorantes?Los edulcorantes son sustancias que dan sabor dulce a los alimentos, pero que tienen menos calorías. Existen endulzantes o edulcorantes no calóricos (ENC) naturales, como las hojas de estevia, y artificiales, que se obtienen a través de procesos químicos, como la sucralosa. La principal función de estos aditivos es añadir dulzor a las preparaciones de alimentos o bebidas sin aportar tantas calorías, como lo haría una cucharadita de azúcar tradicional. La concentración de algunos endulzantes artificiales, como el aspartamo, es tan alta que solo se requiere una pequeña cantidad para endulzar. ¿Cuáles son los edulcorantes más conocidos?Los edulcorantes se pueden dividir en naturales y artificiales. Los primeros son básicamente alimentos que por su composición natural son dulces, y los segundos se generan de manera sintética. Edulcorantes naturales:Jugos y néctares de frutasMiel de abejaMelazaJarabe de arce o de agave  Edulcorantes artificiales: Sacarina: suele emplearse en bebidas instantáneas, refrescos, dulces, repostería, gelatinas, etc. Aspartamo: es 200 veces más dulce que el azúcar y resalta los sabores de los cítricos y algunas frutas. Ciclamato: por lo general se usa junto con la sacarina para potenciar el sabor de ambos aditivos. ¿Qué beneficios tiene el consumir edulcorantes?Mucho se ha hablado sobre el consumo de edulcorantes. Algunas personas consideran que sustituir el azúcar de caña por endulzantes sintéticos es una manera de perder peso, mientras que otros consideran que estos pueden ser nocivos para la salud. La realidad es que el uso de estos aditivos depende de las necesidades de cada persona.De acuerdo con la FDA (Food and Drug Administration), la oficina encargada de supervisar todo lo relacionado con alimentos y medicinas en Estados Unidos, el uso de sustitutos de azúcar es seguro para la población en general, siempre y cuando se haga con moderación. De cualquier manera, es importante que un médico supervise tu alimentación si cuentas con alguna condición médica, como diabetes. ¿Cómo puedo integrar los edulcorantes en mi dieta diaria? Disminuir el consumo de calorías es posible si se sustituye el azúcar normal por algún endulzante no calórico. La manera más sencilla de incluirlos en tu alimentación es dejar de añadir azúcar al café o las bebidas, y endulzarlos con sucralosa o estevia, por ejemplo. En cuanto a la preparación de alimentos, se recomienda usar la sucralosa para cocinar recetas horneadas o calientes, y la estevia para platillos fríos o bebidas. Sustituir el azúcar es muy fácil. En esta infografía te compartimos las equivalencias para que sepas cuánto edulcorante necesitas según las cantidades de azúcar que indica una receta.
Los niños no desarrollan por arte de magia el gusto por todo tipo de alimentos, así como tampoco empiezan a adoptar costumbres saludables por sí mismos. Si quieres que tus hijos adquieran buenos hábitos alimenticios, tienes que guiarlo y acompañarlo. Sigue estos tips para que esta tarea sea más sencilla. Crea un ambiente agradable.Algo importante que debes tener en cuenta es que los niños relacionan todo. No puedes esperar que ellos vean la ingesta de alimentos como algo bueno si siempre les gritas o regañas a la hora de la comida. Trata de establecer un ambiente tranquilo para que tus hijos poco a poco relacionen su alimentación con un momento agradable.Pon el ejemplo.Como todo en la vida, una acción vale más que mil palabras. Enseña a tus hijos buenos hábitos alimenticios asumiéndolos tú también. Procura comer alimentos variados, sigue una rutina saludable y disfruta de todo lo que comes, de esta manera tus pequeños también querrán seguir tus pasos.Involucra a tus pequeños en la cocina.Conforme los niños van creciendo pueden ir asumiendo mayores responsabilidades en el hogar. Puedes aprovechar esto para pedirles que te ayuden en las labores de la cocina. Cuando permites que tu hijo elija sus alimentos o los prepare él mismo, estás desarrollando en él un mayor sentido de compromiso y responsabilidad hacia sus alimentos, sin necesidad de obligarlo o regañarlo.Toma en cuenta sus necesidades.Los niños son niños. Punto. No puedes pretender que tu pequeño coma las mismas cantidades ni los mismos alimentos que un adulto. Si bien es importante que lo ayudes a descubrir nuevos sabores, tampoco lo obligues a probar alimentos demasiado fuertes o muy condimentados. Recuerda que el paladar de tu pequeño es muy diferente al tuyo.Mantén una relación saludable con los alimentos. Esto incluye tanto tu alimentación como la de ellos. Si te la pasas quejándote de las calorías y siempre estás hablando de dietas, es muy probable que tus hijos crezcan creyendo que la comida es algo malo. Asimismo, el usar ciertos alimentos como castigo también hace que los niños desarrollen aversión hacia estos.¿Tienes algún otro tip para enseñar a los niños buenos hábitos alimenticios? Comparte tus ideas en los comentarios. Recetas ideales para niños:Gelatina de Yoghurt con FresaRollitos de crepas confetiMacarrones con carnePan francés fácil 
NEWSLETTER
Subscribe to the Newsletter
ADVERTISING
ADVERTISING