Dietas y Nutrición

Así puedes mejorar tus hábitos alimenticios
Dietas y Nutrición
Mejorar tus hábitos alimenticios es una tarea mucho más sencilla de lo que algunas personas piensan. Sigue estos seis pasos y verás lo fácil que es cambiar poco a poco tu manera de comer.Lleva un diario de tus comidas. Comienza por anotar todo lo que comes: desde el desayuno, los entremeses y las bebidas hasta la cena. Pero no solo eso. También escribe la emoción o la sensación que tenías al comer algo. Por ejemplo: por la mañana podrías decir que tenías mucha prisa mientras tomabas tu taza de café, o que sentías algo de ansiedad al comer una bolsa de frituras antes de la hora de la comida.Identifica los principales problemas en tu alimentación. Cuando ya hayas registrado tu actividad alimenticia por varios días puedes comenzar a estudiar tu comportamiento. Esta es una manera muy sencilla de reconocer patrones negativos en tu alimentación. Tal vez no eres consciente de que tu trabajo te está estresando y que por eso estás comiendo en exceso, o que hay una situación particular en tu vida personal que te está generando ansiedad y te hace comer más de la cuenta.Establece metas que sean realistas. Para poder cambiar algo en tu vida tienes que sentir motivación. Y esta se adquiere cuando los objetivos son retadores, pero alcanzables. En otras palabras: no intentes hacer cambios tan pequeños que puedan considerarse  insignificantes, ni trates de revolucionar toda tu manera de vivir al cabo de unos días. Busca puntos intermedios para que puedas mejorar efectivamente tus hábitos alimenticios.Sigue al pie de la letra tu plan. Al tratar de hacer ajustes en tu estilo de vida, sobre todo en tu alimentación, es necesario que no pienses en excepciones, principalmente al inicio del proceso. Esto significa que, si has decidido desayunar todos los días, esta regla aplica de lunes a domingo, incluyendo el día de la semana más ocupado que tengas. Además de la disciplina, necesitarás mucho orden para poder cambiar tus hábitos.No te mates de hambre, ni de sed. Muchas personas creen que lo mejor que pueden hacer para bajar de peso es someterse a largos periodos de ayuno, pero ¿qué crees? Esto puede ser contraproducente. Otra cosa que también puede afectar tu proceso de cambio de hábitos alimenticios es la falta de líquidos. Como recomendación, procura comer cada cuatro horas y toma por lo menos dos litros de agua natural al día.Aprende a comer de todo. Para llevar una alimentación balanceada es necesario que comas de todo. Esto incluye verduras, frutas, carne, lácteos, pescados, etc. A menos que por cuestiones de salud u otras razones no puedas comer algunas cosas, te  recomendamos ampliar el abanico de ingredientes en tu cocina.No tienes que hacer grandes sacrificios para cambiar tus hábitos alimenticios. Solo necesitas mucha disciplina y orden. Organiza tu menú semanal con estas recetas:Caldo Tlalpeño Chilaquiles en salsa verde Tinga de Pollo Ensalada de manzana verde y lechuga 
Recetas saludables para comenzar la dieta
Dietas y Nutrición
¿Te convenciste de cambiar tus hábitos alimenticios? Consiente tu paladar mientras cuidas tu salud con estas recetas saludables para comenzar la dieta. Enchiladas de calabaza con pollo. Disfruta el tradicional sabor de las enchiladas, sin los carbohidratos de las tortillas. En esta receta aprenderás a envolver el pollo en láminas delgadas de calabaza para sustituir las tortillas. Sírvelas con queso panela, cilantro y, por supuesto, más salsa.LA RECETA ESTÁ AQUÍChampiñones rellenos veganos. Cumple tu propósito de llevar una alimentación más balanceada preparando estos ricos champiñones. Gracias a la sémola de trigo (couscous) y las verduras, este platillo es muy rendidor y llena bastante, así que no te quedarás con hambre.LA RECETA ESTÁ AQUÍTaquitos de nopal rellenos de requesón. Mucha fibra, mucho sabor y pocas calorías: así son estos deliciosos taquitos de nopal rellenos de requesón. Recuerda que es muy importante agregar bicarbonato al agua de cocción de los nopales para quitarles la baba.LA RECETA ESTÁ AQUÍEnsalada de fresas y aguacates. No todas las ensaladas son aburridas. Con esta receta podrás preparar un platillo lleno de sabor y textura sin demasiadas calorías. El aderezo hecho con yogurt, chía y aceite de oliva hace que todos los ingredientes se integren para darle armonía a los sabores.LA RECETA ESTÁ AQUÍCeviche de coliflor. Esta es una versión vegetariana del tradicional ceviche de mariscos. Lo mejor de todo es que, aparte de tener un sabor increíble, solo te tomará 20 minutos preparar esta receta. Puedes servir el ceviche en tacos, tostadas o canastas de tortilla.LA RECETA ESTÁ AQUÍTostadas de tinga de nopales.Si tienes antojo de una tinga, pero no quieres comer carne, aquí te tenemos la  solución. Esta receta tiene el mismo rico sabor de la tinga, solo que, en lugar de usar carne de pollo o cerdo, se utilizan nopales cortados en tiritas.LA RECETA ESTÁ AQUÍHamburguesa vegetariana con “pan” de coliflor. ¿Estás tratando de bajarle a tu consumo de carne, pero tienes un antojo terrible de hamburguesa? Con esta receta podrás disfrutar del delicioso sabor de este platillo sin un gramo de proteína animal. Además, podrás ahorrarte los carbohidratos del pan sustituyéndolo por un “pan” hecho con coliflor, queso y cebollín.LA RECETA ESTÁ AQUÍYa no tienes pretextos para no llevar una alimentación balanceada. Con estas recetas podrás comenzar el año cuidando tu salud.
Te decimos cuál es la dieta mediterránea y por qué debes de seguirla
Datos curiosos
Sabemos que cualquier pretexto para viajar es bueno, pero en realidad no tienes que mudarte a Italia o a Grecia para disfrutar los grandes beneficios de la dieta mediterránea. Consiente tu paladar con platillos deliciosos y mejora considerablemente tu salud siguiendo los principios de la dieta mediterránea. ¿Qué es la dieta mediterránea? Este tipo de alimentación toma como base los hábitos de los países mediterráneos (Francia, Grecia, Italia y España). Aunque existen variantes de un lugar a otro, a grandes rasgos la dieta mediterránea se caracteriza por el alto consumo de vegetales, frutas, pescados y grasas no saturadas. Y, por supuesto, el vino tinto está presente (con un consumo moderado). ¿Cómo puedo seguir la dieta mediterránea? Es cierto que la comida italiana o la francesa no se parecen mucho a la mexicana. No obstante, los ingredientes de la dieta mediterránea son fáciles de conseguir (y cocinar). Lo que tienes que hacer para seguir esta dieta es: Usa más aceite de oliva y menos aceite de girasol o mantequilla Procura incluir verduras y legumbres en todos tus alimentos Sustituye el consumo de carne por pescados, de preferencia azules Come un puñado de frutos secos al día Acompaña tus alimentos con una copa de vino de vez en cuando Cambia los postres calóricos por frutas frescas   ¿Cuáles son los beneficios de la dieta mediterránea? Además de los increíbles sabores y aromas, esta dieta ofrece muchos beneficios a la salud. El más conocido es posiblemente el que tiene que ver con la disminución del colesterol malo. El consumo de alimentos típicos de la dieta mediterránea está relacionado con un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares. Pero no solo eso. Se ha demostrado que las personas que siguen este tipo de alimentación tienen menos posibilidades de desarrollar Parkinson, Alzheimer y algunos tipos de cáncer, entre ellos el cáncer de mama. Anímate a probar nuevos platillos y disfruta desde hoy los grandes beneficios de la dieta mediterránea: Láminas de berenjena con especias Ensalada de pollo mediterránea Pasta con salsa de espinacas Medallón de atún con salsa mediterránea Ensalada de garbanzo   Fuentes: NHS.uk Eatingwell.com
¿Conoces la dieta de los 13 días?
Dietas y Nutrición
Existen muchos tipos de dietas, pero cuando se trata de perder peso en poco tiempo la dieta de los 13 días es definitivamente la más conocida. ¿Has oído hablar de este famoso régimen? Aquí te contamos más. La dieta de los 13 días se creó originalmente en los años sesenta para preparar a los astronautas antes de sus misiones espaciales. Sin embargo, sus resultados fueron tan impactantes que, poco a poco, empezó a adquirir popularidad entre la población. Como su nombre lo indica, este régimen está basado en un plan de dos semanas bastante estricto. Para seguir esta dieta debes cumplir al pie de la letra las indicaciones: respetar las cantidades, no sustituir alimentos y tomar por lo menos dos litros de agua al día. Menú para una semana (al terminarlo se repite durante la segunda semana) Día uno: Desayuno: café negro Comida: 3 huevos duros con tomates y verduras Cena: 200 g de carne a la plancha y lechuga   Día dos: Desayuno: café negro Comida: 200 g de carne a la plancha y lechuga Cena: 150 g de jamón cocido sin grasa y un yogurt descremado   Día tres: Desayuno: café negro y pan tostado Comida: ensalada de tomate y apio y una mandarina o naranja Cena: 2 huevos duros, 100 g de jamón cocido sin grasa y lechuga   Día cuatro: Desayuno: café negro y pan tostado Comida: un huevo duro, 3 zanahorias y 150 g de jamón cocido sin grasa Cena: macedonia de frutas y un yogurt descremado   Día cinco: Desayuno: café negro y pan tostado Comida:200 g de pescado al vapor y un tomate Cena: 250 g de carne a la plancha   Día seis: Desayuno: café negro y pan tostado Comida: ¼ de pollo y lechuga Cena: 2 huevos duros y un bol de zanahorias ralladas   Día siete: Desayuno: café negro Comida: 250 g de carne a la plancha y una naranja Cena: a elegir entre las cenas anteriores   Como puedes ver, la dieta de los 13 días es bastante repetitiva y restrictiva. Esta es la razón por la cual muchas personas no logran completarla. Entre la monotonía de los alimentos y las pocas cantidades resulta complicado cumplir los 13 días de la dieta. Aunque durante muchos años la dieta de la NASA (como también se le conoce) fue una de las más populares porque prometía la pérdida de 10 kilos en dos semanas, con el tiempo ha perdido seguidores debido al impacto que puede tener en la salud. Al ser una dieta hipocalórica genera una descompensación en el organismo, y además puede provocar el temido efecto rebote. Si estás pensando en iniciar una dieta para bajar de peso, te recomendamos visitar a un especialista para que evalúe tu estado de salud y te indique el mejor régimen de acuerdo a tus necesidades. Recuerda que no hay nada mejor que la alimentación balanceada y el ejercicio regular. ¿Quieres comer más saludablemente para cuidar tu figura? Estas recetas te pueden servir: Ensalada de fresa y kiwi Omelette de claras con espinacas Caldo tlalpeño fácil Hummus de aguacate y garbanzo   Fuentes: Wapa.pe Guioteca.com Fitnesskit.com Onlinepersonaltrainer.es
5 cosas que no sabías del azúcar
Dietas y Nutrición
En polvo, cubos o granulada, el azúcar es simplemente deliciosa. Esa dulce sustancia puede convertir el platillo más aburrido en un verdadero placer culinario. Pero las propiedades endulzantes del azúcar no son lo único interesante de este alimento. Te invitamos a conocer 5 cosas que no sabías del azúcar: El azúcar ayuda a quitar manchas Mucha gente usa el azúcar en su rutina de belleza, pero este fabuloso alimento también puede servir en el cuidado de la ropa. Combina agua caliente con azúcar y aplica la mezcla sobre la mancha. Deja reposar una hora y después mete la prenda a la lavadora. Así de sencillo puedes quitar una mancha con azúcar. Es un antojo típico en los días agotadores Cuando te desvelas o estás muy cansado es más probable que se te antoje algo dulce. Esto se debe a que la falta de sueño entumece las zonas del cerebro necesarias para tomar decisiones y, por el contrario, activa las partes que controlan el deseo. Puede ser adictiva De acuerdo con un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, el consumo de azúcar estimula el sistema de placer en el cerebro. Debido a que su efecto es más alto que con otros alimentos, la necesidad de consumirla nuevamente también es más grande. Alivia el dolor de una quemadura en la lengua Al comer alimentos muy calientes la lengua puede presentar leves quemaduras. Para aliviar el dolor en estos casos puedes poner un poco de azúcar en tu lengua y dejar que se funda lentamente. Después de unos minutos la molestia habrá pasado. El azúcar no es blanca por naturaleza Para conseguir el azúcar blanca se usa carbón, ácido sulfuroso y colorante. Este proceso destruye todos los nutrientes contenidos en el azúcar morena. Consume con moderación el azúcar y usa sustitutos de azúcar para disminuir las calorías en tu alimentación. Las alternativas al azúcar tradicional son una buena opción al momento de preparar postres o endulzar bebidas. Disfruta estas dulces recetas sin culpas: Mermelada de cítricos baja en azúcar Brownies de chocolate bajos en azúcar Tiramisú bajo en azúcar Galletas de almendra bajas en azúcar Fuentes: Fr.newsmonkey.be Menshealth.co.uk Elintransigente.com
¡No pierdas tus buenos hábitos alimenticios por entrar a trabajar!
Dietas y Nutrición
El comienzo de la vida laboral implica para muchas personas un inevitable aumento de peso. Esto se debe a las largas jornadas, al estilo de vida sedentario y, por supuesto, a la falta de planificación. Aunque los cambios en los horarios pueden tener un efecto negativo en tus medidas, esto no significa que siempre vayas a ganar unos kilos. No dejes que tu nuevo trabajo afecte tu peso. Sigue estos tips para conservar tus hábitos alimenticios: Planifica tus comidas haciendo un menú semanal. Prepara siempre tu comida en casa. Lleva snacks saludables a la oficina. No cedas a la presión. Si no tienes hambre, no comas. Trata de respetar tus horarios de comida. Toma mucha agua. Lo más importante para evitar subir de peso en el trabajo es la organización. Planea con tiempo lo que vas a comer cada día y así no tendrás que preocuparte por los kilitos extras. Después de tres días en el trabajo, ¿ya no tienes ideas de qué preparar? Con estas recetas podrás disfrutar sin culpas comidas deliciosas en el trabajo: Pechuga en salsa verde y arroz con calabacita Prepara esta receta una noche antes y guárdala en un recipiente con separaciones. Para evitar que se remoje la comida, te recomendamos servir la salsa en un vasito con tapa hermética. Picadillo a la mexicana casero El picadillo es uno de esos platillos que nunca falla. Cocínalo el fin de semana y velo diversificando: un día sírvelo con arroz, otro día acompáñalo con frijoles negros y finalmente prepara taquitos dorados con lo que te reste. Ensalada de manzana verde y lechuga Para que luego no andes batallando con el mal del puerco, prepárate una ensaladita ligera. En un vasito mezcla los ingredientes líquidos y llévalos aparte. Así no tendrás que preocuparte por andar tirando el aderezo por todas partes. Risotto Para que quede bien el risotto es importante que uses el arroz ideal (no cualquiera funciona). Lo rico de este platillo es que queda un poco caldosito sin estar demasiado líquido. Por si las dudas, guárdalo en un recipiente hermético. Panini de pera y gorgonzola Aunque esta receta sabe mucho mejor recién preparada, también puedes guardarla en un tupper para el lunch. Te sugerimos calentar el panini unos segundos en el micro. Si lo dejas demasiado, el pan puede adquirir una consistencia aguada. Cuéntanos, ¿qué sueles comer en tu trabajo? Déjanos tus comentarios al final de la página.
¿Cómo vivir el mes patrio sin engordar?
Dietas
En septiembre celebramos en México las fiestas patrias. Durante todo el mes los antojitos mexicanos y los dulces y bebidas típicas acaparan los menús en todos los hogares del país. Pero, si te descuidas, esto no es lo único que podría llegar a tu casa. Si no quieres quedarte con unos kilos de más por los festejos, chécate cómo puedes disfrutar el mes patrio sin engordar. Horas de comida Trata de no cenar tan tarde. Sabemos que en las noches mexicanas la comida suele servirse tarde, pero es necesario que hagas un esfuerzo para conservar horarios saludables. Si tienes una fiesta (y sabes que la cena estará lista hasta después de las 10), cena algo ligero en casa. Así, cuando te sirvan la comida, solo comerás un poco. Bebidas alcohólicas Vigila tu consumo de alcohol. No olvides que las bebidas también agregan calorías a tu alimentación. Huye de las bebidas cremosas, pero, sobre todo, de las dulces. Los cócteles azucarados tienen muchísimas calorías. ¿Te gustaría disfrutar de una bebida alcohólica sin sumar calorías innecesarias? Aquí encontrarás una lista de drinks que puedes tomar sin dejar la dieta. Botanas y aperitivos En todas las fiestas mexicanas siempre se sirve un plato de totopos con frijoles, o guacamole, chicharrón, papás fritas, etc. Nuestra recomendación para evitar subir de peso en estas fechas es que no te dejes caer con la botana. Sírvete en un plato pequeño una pequeña porción y evita comer directamente del plato central. Así podrás medir mejor cuánto comes. Y, muy importante, antes de que comiences a picar pregúntate si vas a comer por inercia (porque ahí está la comida), por ansiedad o por hambre. Si ves que es por las primeras dos, mejor párale. Autocontrol Hemos llegado a la etapa del año en que los festejos se celebran uno detrás del otro. Si eres de las personas que se deja caer en cada fiesta “porque es el mes patrio”, lo más seguro es que llegues a finales de febrero con varios kilos extras. Sí, es importante celebrar la Independencia, o el Día de Muertos, o la Candelaria, pero estos no son pretextos para comer excesivamente. Revisa lo que pones en tu plato, controla las cantidades y disfruta los platillos típicos con moderación. Es posible disfrutar las fiestas patrias sin cargar con kilos de más al terminar el mes de septiembre. Aplica estos consejos en casa y cuéntanos cómo te funcionan. Para el mes patrio te recomendamos estas exquisitas recetas: Cochinita pibil yucateca Sencillos chiles en nogada Pozole blanco de Guerrero Frijoles charros estilo Jalisco
5 razones por las que NECESITAS consumir bebidas de semillas
Bebidas
Además de tener un increíble sabor, las bebidas de semillas ofrecen un sinfín de beneficios para tu salud. Sigue leyendo para descubrir las principales razones por las cuales debes incluir en tu alimentación bebidas de soya, almendra o coco:          1.Son ricas en nutrientes vegetales.  Las bebidas hechas a base de semillas (específicamente la soya), contienen altos niveles de proteína vegetal. De hecho, la soya es la fuente más importante de proteína no animal. Si el consumo de soya se combina con cereales, el organismo recibe una proteína tan completa como la de origen animal.       2. No contienen colesterol.  Por ser de origen vegetal las bebidas de semillas son libres de colesterol. Esto las convierte en una excelente opción para las personas que quieren hacer un ajuste en su alimentación para mejorar su salud.      3. Mejoran la salud de tu corazón.  Las bebidas hechas con semillas, como soya, almendra o coco, no contienen colesterol, por lo que al consumirlas, no corres el riesgo de tener problemas de salud cardiovascular.        4. Son un excelente sustituto  Las bebidas de semilla, al ser vegetales, no contienen lactosa, es por ello que muchas personas intolerantes a la lactosa optan por consumir estas bebidas. Lo mejor es que no sacrificas nutrientes, ya que estas bebidas aportan la misma cantidad de calcio que la leche de vaca.        5. Son versátiles  Lo mejor de consumir bebidas de semillas es que puedes incluirlas en casi cualquier receta, el sabor y la consistencia las hacen ideales para combinarlas con distintos sabores. A la hora del desayuno, para acompañar tu café, como base para un pastel, para una salsa o simplemente para disfrutar su sabor.  Disfruta todos los beneficios de la soya, la almendra y el coco incluyendo en tu dieta diaria el consumo de bebidas de semillas. Gracias a su origen vegetal son la mejor opción para las personas que quieren llevar una alimentación equilibrada pero que son intolerantes a la lactosa.   Prepara estas exquisitas recetas usando bebidas de semillas: Sopa helada de mango y leche de coco  Atole de dulce de leche  Arroz con leche saludable   Gelatina de arroz con leche  
Ver más
ADVERTISING
The most read
Las personas que tienen perro saben lo importantes que son estos peludos para la familia, por eso les gusta incluirlos en todas las fiestas, y la Navidad no es la excepción. Disfruta tu cena navideña en compañía de tus seres queridos y, por supuesto, de tu adorado perro. Aquí te contamos lo que puede cenar un perro en Navidad.Pierna de cerdoSi  vas a preparar Pierna para la cena, reserva una pequeña parte para tu perro. No es necesario que la condimentes. Solo córtala en trozos pequeños y cocínala muy bien. Antes de servirla a tu perro, checa la temperatura de la pierna. ¡Nunca le des comida caliente a tu mascota!Carne de resLa Carne de Res siempre es una buena opción para los perros. Lo único en lo que te debes fijar es que no tenga mucha grasa ni huesos, y obviamente, que esté en buen estado. Recuerda que entre más pequeño sea el perro, deben ser chicos los trozos de comida. Así que, si tienes un perro petit, corta la carne en pedazos chiquitos.PolloLa  solución más sencilla para que tu perro pueda cenar en Navidad, es  darle Pollo. Pero, ten cuidado. No le vayas a dar las piezas enteras, ya que los huesos del Pollo pueden ser peligrosos. Lo mejor es que limpies el pollo para que le quites la  piel y los trozos de grasa, así como los huesos para que tu perro coma tranquilamente.Vísceras Aprovecha  las vísceras del pavo o el pollo para la cena de tu perro. Los órganos de las aves, como el corazón o el hígado, son excelentes fuentes de nutrientes y  aportan muchísimas vitaminas a los perros. Aunque puedes darle a tu mascota  estos alimentos crudos, te sugerimos que para que tu perro cene en Navidad, cocines cada pieza esto ayudará a eliminar cualquier bacteria.Pavo A los  perros les encanta la carne magra de Pavo. Puedes guardar una  parte si vas a preparar pavo o comprar unos gramos de Pechuga de Pavo exclusivamente para tu perro. Es muy importante que cocines aparte la carne  para tu perro, ya que los condimentos y otros ingredientes que usas en la cocina pueden sentarle mal.TE RECOMENDAMOS: VIDEO: Pastel de cumpleaños para perroNOTA: ¿Amas a tu perro? Debes darle de comer esto en NavidadVIDEO: Guisado de Pavo Navideño para tu perro
Picar, licuar, mezclar. Ahora puedes hacer cualquiera de estas cosas en cuestión de segundos con solo presionar un botón. Cocinar con licuadora es tan sencillo que ahora tal vez te parezca imposible pensar en una cocina sin este electrodoméstico, pero la verdad es que este es un invento relativamente nuevo. Fue apenas hace unos 96 años (en 1922) que S. J. Poplawski inventó un electrodoméstico para preparar batidos y ésta era conocida como "aparato de cocina centrifugador". Aunque en un principio este aparato estaba diseñado solo para mezclar bebidas, con el tiempo fue cambiando hasta convertirse en la licuadora como la conocemos hoy. La licuadora es ahora una herramienta indispensable en todos los hogares. Usar este electrodoméstico ofrece un sinfín de ventajas, pero podríamos decir que estos son los principales beneficios de cocinar con licuadora: Textura La licuadora no solo mezcla los ingredientes. Dependiendo del modo en el que la utilices, puede desde picar hasta licuar. Además, con la licuadora puedes conservar los nutrientes de los alimentos, ya que a diferencia de otros electrodomésticos no separa la pulpa, la piel y el jugo de las frutas o verduras. Practicidad No tienes que comprar una colección entera de electrodomésticos para hacer maravillas en la cocina.  Una buena licuadora puede hacer de rallador, moledor o procesador sin necesidad de gastar en más aditamentos. Y lo mejor es que cabe en cualquier lado. Limpieza Aparte de que te ahorras la limpieza de cuchillos, tablas de cortar y el batidero sobre la barra de la cocina, mantener una licuadora es muy sencillo. Con un poco de jabón y agua es suficiente para limpiar los restos de comida. Consumo de electricidad La mayoría de las licuadoras funcionan con un rango de 300-350 watts, mientras que los procesadores de alimentos utilizan entre 500 y 1500 watts. Como puedes ver el consumo de energía es mucho más bajo con las licuadoras. Tiempo Con una licuadora puedes hacer lo mismo que un mortero, un metate o un buen cuchillo. La gran diferencia es que te tomará mucho menos tiempo picar o moler los ingredientes con la ayuda de la licuadora.   Aprovecha todos los beneficios de cocinar con licuadora manteniéndola en buen estado. Siempre desármala antes de limpiarla, deja que el vaso seque completamente antes de colocarlo sobre el motor.   Recetas que puedes preparar con licuadora: Pay de limón frío en licuadora Pasta con salsa de espinacas Panqué de nuez en licuadora Daiquiri de plátano   Fuentes: Curiosfera.com Gob.mx Etiquetaenergetica.com  
Picar los ingredientes, triturarlos en el molcajete, mezclarlos en un bol, y después, limpiar todo eso. Si nada más de pensar en todo lo que tienes que hacer ya te da flojera preparar la comida, te tenemos una solución: recetas fáciles en licuadora. Cocina usando este maravilloso electrodoméstico y descubre lo sencillo que es disfrutar de una deliciosa comida con tan solo una licuadora. Flan de coco en licuadora No batalles con miles de recipientes. Con esta receta solo necesitas tu licuadora y el refractario donde hornearás el flan. Para que sepa más rico, déjalo en el refrigerador por lo menos media hora antes de servir.   Filetes de pollo en crema de chipotle Esta receta es perfecta para esas ocasiones en las que quieres lucirte, pero no tienes mucho tiempo. Para darle más sabor a la salsa puedes sustituir el agua por caldo de pollo. ¡Quedará súper rico!   Pan de elote sin harina Prepara un pan de elote como el que hacía tu abuelita sin harina y, lo mejor de todo, ¡sin ensuciar montones de cosas! Un tip: si te gusta sentir la textura del elote, no licúes mucho la mezcla. Así quedarán algunos pedacitos más enteros.   Albóndigas de carne en salsa de tomate No te compliques cortando los ingredientes a mano. Solo ponlos en la licuadora y ¡listo! Controla el número de pulsaciones para asegurarte de que tanto las albóndigas como la salsa adquieren la consistencia que buscas.   Huevos florentine con salsa holandesa No tienes que ser un experto en la cocina para preparar exquisitas recetas gourmet. Con tu licuadora es suficiente. Sirve cada huevo con pan tostado en tiritas, cebollín picado o perejil.   Aprovecha tu licuadora y saca a relucir tus habilidades culinarias. ¿Te gustaría saber más recetas con licuadora? Visita Kiwilimón para conocer más ideas.
No dejes que la etiqueta de un vino te intimide. Ahora te explicaremos cómo elegir un vino, para que al entrar a una licorería o al caminar por el pasillo de vinos en el súper mercado no te sientas con estrés con tantas opciones. Entre los nombres de los vinos, los tipos de uva y, por supuesto, los precios puede ser difícil tomar una decisión. Pero, no te preocupes, no necesitas ser un sommelier experimentado para escoger una botella. Aquí te decimos cómo puedes elegir un buen vino:Identifica los principales tipos de vino. Lo primero que debes saber es que hay cuatro tipos de vinos: tinto, blanco, rosado y espumoso. Dentro de estas categorías hay más clasificaciones, dependiendo del grado de azúcar, taninos o edad del vino. Si no estás muy familiarizado con las variedades del vino, tal vez el factor que más te interese saber es el nivel de azúcar que contiene. Para saber qué tan dulce es un vino fíjate en la etiqueta: seco, semiseco, abocado, semidulce y dulce.Considera el objetivo de la botella. Obviamente no es lo mismo comprar un vino para preparar un platillo que para brindar. Los vinos de cocina suelen ser mucho más económicos y no requieren mucha complejidad en cuerpo o sabor. Para mezclar o preparar bebidas como el clericot, tampoco se necesita una botella muy sofisticada. Un Cabernet es más que suficiente. Pero si estás pensando en comprar una botella para un evento especial, vale la pena que inviertas en un vino gran reserva (añejado) o un espumoso. Toma en cuenta la comida de la reunión. La manera más sencilla de maridar los alimentos con el vino es mediante las similitudes de sabor. Por ejemplo, los platillos ácidos van mejor con vinos con toques ácidos, mientras que los platillos o las preparaciones dulces (por ejemplo, un pastel de chocolate relleno de crema pastelera se acompañan con vinos dulces. En cuanto a los ingredientes principales de la comida puedes guiarte por la ley de toda la vida: las carnes rojas se sirven con vino tinto, y las carneas blancas, con vino blanco.Recuerda que el precio es solo orientativo. Un vino barato no es necesariamente malo, y un vino caro tampoco es garantía de que sea la mejor elección para tu comida. Por lo general, las botellas de origen chileno o argentino suelen ser de las más económicas, mientras que las que vienen de Europa (Francia o Italia, sobre todo) tienen mayores precios. No te dejes llevar por el precio de la botella y anímate a probar nuevas opciones. Recuerda que hay vinos mexicanos del Valle de Guadalupe (Baja California) y del Valle de Parras (Coahuila) de muy buena calidad que seguramente se encuentran dentro de tu presupuesto.Déjate llevar por tus gustos. No te preocupes si no logras distinguir el retrogusto al probar un vino. Lo importante es que disfrutes cada copa. Para orientarte al momento de elegir el vino que más se ajuste a tus gustos, puedes tomar en cuenta esto:Vinos blancosChardonnay: afrutado, pero seco.Riesling: muy dulce, con intenso sabor a frutas. Más ligero que el Chardonnay.Sauvignon blanc: seco y ácido con sabores tanto herbales como afrutados.Vinos tintosCabernet Sauvignon: vino con mucho cuerpo con notas herbales.Merlot: afrutado, muy suave, con menos taninos que el Cabernet.Pinot noir: delicado y fresco, con aromas afrutados.Sigue estos pasos para elegir la botella y disfruta tu vino. ¡Salud!
NEWSLETTER

Subscribe to news from kiwi and receive original seasonal recipes, menus and much more every week in your inbox.

Submit
ADVERTISING
ADVERTISING