Five reasons to follow a high-fat diet
Nutrición

Five reasons to follow a high-fat diet

By Kiwilimón - June, 2019
Although it may surprise some, high-fat dietary regimens are very popular among nutritionists and people who want to stay fit. Let’s be clear, we aren’t talking about any fats diet, but those fats known as monounsaturated and polyunsaturated. Learn the benefits of following a diet rich in good fats.  

1.  Reduce LDL cholesterol levels. Polyunsaturated fats can lower bad cholesterol in our bodies, and that is why fruits like Avocados From Mexico are a good substitute for products high in saturated fats since they help control your blood pressure.

2. Eating fat help burn fat. Technically, the lack of carbohydrates in your body encourages your metabolism to use stored fat as energy. But be mindful of the type of fats you are eating: choose natural sources like avocados from Mexico which are also rich in fiber and help you stay full longer.

3. Good fats help you absorb nutrients better. Good fats, like those in Avocados from Mexico, help the body absorb fat-soluble nutrients like vitamins A, D, K and E, without raising LDL (“bad”) cholesterol levels.  

4. Lower your blood pressure.  When used instead of other fats, avocados can be part of the DASH eating plan, which can help reduce blood pressure by emphasizing foods that are lower in sodium as well as rich in m gnesium, calcium, and potassium. A diet rich in potassium helps to offset some of the harmful effects of sodium on blood pressure. Healthy avocados contain 250mg of potassium (6% DV) per 50 g serving (one-third of a medium avocado).

5. Reduce the risk of cardiovascular diseases. Replacing saturated or trans fats with unsaturated fats is associated with reduced risk of cardiovascular disease. 75% of the fats from avocados are unsaturated.  

Enjoy all the benefits of the good fats including ingredients with monounsaturated and polyunsaturated fats in your daily diet, such as those from Avocados From Mexico.
Rate this article
Ratings (0)
Be the first to give a rating
ADVERTISING
The most read
¿A quién no se le hace agua la boca cuando piensa en unos ricos camarones empanizados? La realidad es que muy pocas personas saben cómo lograr un empanizado perfecto, sobre todo, cuando se trata de utilizar ingredientes distintos al pan, aceite y harina. Por eso te mostramos 4 alternativas para empanizar saludablemente los alimentos. Empanizado con Avena Si alguna vez te has preguntado “¿con qué puedo empanizar si no tengo pan?”, utiliza un ingrediente saludable y muy básico que todos tenemos en la cocina: la avena. Puedes molerla con un poco de sal, pimienta y aceite de oliva o empanizar milanesa de pollo con las hojuelas enteras. Puedes empanizar tus alimentos con avena ya que ésta, además de tener altas propiedades de fibra, también contiene hierro, magnesio, zinc, fósforo y brinda más ácidos grasos que otros cereales, según explica la Fundación Española de la Nutrición (FEN). Empanizado con Quinoa Si tienes antojo de pescado empanizado, la quinoa es otro sustituto de pan ideal para cuidar de la salud pues tal como ha informado la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO), empanizar con quinoa brinda a los alimentos hasta un 23% más de proteínas, aporta minerales como calcio, hierro, magnesio y vitaminas C, E, B1, B2. En caso de que utilices quinoa para tus alimentos, puedes empanizar sin huevo y reemplazarlo con un poco de leche o hacer una mezcla de quinoa, sal, pimienta y mostaza y así pegar la quinoa con aceite de oliva. El salmón queda particularmente bueno de esa manera. Empanizado con Almendra Las almendras son el fruto seco con más alto índice de proteína y con más grasas monoinsaturadas, además de vitamina E, calcio, hierro, zinc, potasio, magnesio y fósforo, así que también son una excelente alternativa para empanizar sin pan. Cabe mencionar que además de almendras, puedes utilizar otras nueces y éstas le brindarán una textura extracrujiente a tus platillos, además de añadir más sabor a tus aceites vegetales. En este caso es mejor si trituras por completo las almendras y las pegas con mostaza a tus guisados. Prueba este pescado empanizado con almendras, ¡te encantará!Empanizado con Amaranto Existen muchos tipos de empanizado, y con el amaranto, ese cereal pequeñito con el que hacen las alegrías, se pueden lograr platillos deliciosos y muy nutritivos. El amaranto es una excelente fuente de proteínas, vitaminas, minerales y posee ácido fólico y aminoácidos esenciales como el omega, Vitamina C, calcio y magnesio, según indica la organización México Tierra de Amaranto AC. Para empanizar con amaranto puedes auxiliarte de harina o panco y un poco de aceite y de cualquier manera, la comida quedará muy saludable, como con estos deditos de pescado empanizado con amaranto.¿Listo para probar estas 4 alternativas para empanizar saludablemente tus alimentos? ¿Qué tipo de empanizado se te antoja probar primero?
Desde que México entró a Fase 3 por la pandemia de coronavirus, se dio la indicación a todas las empresas y negocios de suspender labores a menos que fueran considerados actividades esenciales por Covid-19, tal como lo son supermercados, tiendas de abarrotes y preparación de comidas para vender. Sin embargo, debido a que la mayoría de las personas se encuentran en la cuarentena, las ventas en restaurantes y servicios de comida han disminuido visiblemente, por lo que a continuación te mostramos algunos consejos sobre cómo aumentar tus ganancias si haces comidas económicas para vender. Es importante comprender que la industria restaurantera representa 2.14 millones de empleos, lo que equivale al 8% de las personas empleadas en México y por eso debemos saber cómo adaptarnos a las nuevas exigencias de la cuarentena. No importa si tienes una fonda de comida, un restaurante o haces venta de gelatinas y otros postres, sin duda estos tips te ayudarán a reactivar tu negocio en plena cuarentena. Ventas online y pick&go Una de las estrategias que muchos restauranteros han elegido es saber cómo vender por Internet gratis y realizar comida casera para llevar. Es decir, presentan su menú y contratan un servicio de entrega a domicilio para llevarlo a los comensales o, al contrario, entregan la comida en su mismo local y son los clientes quienes la recogen para llevársela. Apóyate en las redes sociales El confinamiento por coronavirus ha provocado un alza en la demanda de tiendas en línea, por lo que ahora las redes sociales se convertirán en tu mejor aliado para promocionar tus productos y menús. Utiliza Facebook e Instagram para mostrar lo más delicioso que prepararas, pero no te olvides de brindar atención personalizada a través de otras plataformas como Whatsapp y darte de alta en las clásicas Uber Eats, Rappi y Didi Food. Revisa constantemente los mensajes y asegúrate de darle seguimiento a los pedidos con mucha amabilidad. Actualiza tu menú o catálogos de productos Recuerda avisarle a tus clientes con frecuencia acerca de los productos o platillos que conforman tus menús semanales y mantenlos siempre actualizados. Hazlo de una forma dinámica donde siempre incluyas una fotografía atractiva, información breve y concisa de lo que ofreces y los precios, así como un teléfono de contacto para aclarar cualquier duda. Es importante que adaptes tu menú para ofrecer lo más popular, que tenga menos ingredientes, por aquello del desabasto, y que requiera menos tiempo de preparación. Informa a tus clientes del tiempo de entrega Para evitar conflictos, es necesario que desde un principio le expliques a tus clientes la dinámica de venta. Por supuesto, debido a la contingencia las medidas de higiene y traslado deben ser más estrictas y esto puede ocasionar que la preparación de alimentos y tiempo de entrega tomen más de lo normal, así que no olvides informarlo y pedir un poco de paciencia en esto de las comidas para vender a domicilio. Busca alternativas de entrega Si en tu zona no existen plataformas de entrega a domicilio como las mencionadas anteriormente, entonces enfócate en chats de Whatsapp o grupos de Facebook en tu ciudad para promocionarte. Apóyate de tu automóvil o motocicleta para repartir y sino cuentas con uno, utiliza alternativas como radiotaxis, bicimensajería o servicios de paquetería exprés económicas. Conquista con algunas promociones Es cierto que el coronavirus ha traído consigo una fuerte crisis económica, pero hay que buscar darle la vuelta al generar paquetes de promociones o códigos de descuento; esto te ayudará a atraer nuevos clientes y fidelizar los que ya tienes. No tienes que rebajar tus precios en grandes cantidades pero puedes dar recompensas con descuentos o productos por cierto número de pedidos. Analiza bien tus posibilidades y sorprende a tus clientes. Si ya has aplicado estas estrategias para sobrevivir a la crisis y mantener tu economía si haces comida para vender, cuéntanos cómo te funcionaron y si tienes algún otro tip que valga la pena aplicar.
Ahora que parece que todos le perdimos el miedo al horno y estamos probando con diferentes tipos de panes y recetas. Así, todos los neófitos en este terreno nos hemos encontrado con una gran duda: ¿el polvo para hornear es lo mismo que la levadura?Y todavía más preguntas, ¿podemos usarlos e intercambiarlos?, ¿cuál es el uso de cada uno? Para alguien nuevo en la horneada, es necesario saber esto y tener a la levadura y al polvo para hornear bien diferenciados.La levadura es el ingrediente que al hacer pan, realiza la fermentación. Se trata de un hongo, es decir que la levadura está compuesta por microorganismos vivos, que descomponen la materia orgánica al tiempo que generan nuevos elementos, como dióxido de carbono o alcoholes. Esto es el proceso de la fermentación y por eso, al hacer una masa para pan, cuando se indica dejarlo fermentar, se trata de ese tiempo de reposo en el que se permite a la levadura llevar a cabo este procedimiento y como resultado, la masa incrementa su volumen, pues ya hubo una transformación de materia en dióxido de carbono.Este uso de la levadura es uno de los más antiguos y se usan muchos tipos de levadura para hacer alimentos además de pan, por ejemplo, para hacer cerveza o vino.Por su parte, el polvo para hornear es una levadura química, hecha con bicarbonato de sodio, cremor tártaro (bitartrato de potasio) y un absorbente de humedad, por lo que la principal diferencia entre la levadura y el polvo para hornear es que la primera es orgánica, es decir, está viva, mientras que la segunda no.Aunque tanto el polvo para hornear como la levadura sirven para un mismo fin, no son lo mismo. Los dos productos ayudan a los alimentos horneados a aumentar su tamaño, pero el proceso por el cual lo hacen es diferente.Cuando se usa en una receta para hacer bisquets, por ejemplo, el polvo para hornear libera gas de dióxido de carbono a través de la masa, lo que hace que la comida se hinche.El proceso de la levadura es que se alimenta de los azúcares en la harina y entonces así libera dióxido de carbono, lo que hace que la comida se eleve. Ambos procesos liberan dióxido de carbono para aligerar la masa, pero la levadura es mucho más lenta y deja un sabor y olor distintos.Los dos ingredientes no sólo funcionan de manera diferente, sino que también se usan en diferentes tipos de recetas. Por ejemplo, el polvo para hornear se usa en la mayoría de los productos de repostería, como las galletas, pasteles o muffins.La levadura se usa principalmente para panes, incluidos pan blanco, trigo integral, brioche y centeno.Lo más seguro, es que la receta que estés consultando te dicte el uso de uno u otro, pero si vas a hacer un pastel y tienes levadura pero no polvo para hornear, quizá lo mejor será no intentar intercambiar los ingredientes. Ahora que ya sabes que la levadura y el polvo para hornear no son lo mismo, podrás continuar con tu dominio del delicioso y desestresante arte de hacer pan casero.
El té, esa bebida caliente que muchos toman para relajarse o para aminorar algún mal común, resulta tener un sinfín de variantes deliciosas con un sabor y olor diferente para cada gusto. Puedes encontrar el té en su presentación más básica, dentro de bolsitas de tela o en hierbas secas, listo para ser transformado en infusión y por ello, es necesario que conozcas los 6 tés más populares que no pueden faltar en tu alacena. Té verde El té verde es quizás el té más popular debido a sus propiedades antioxidantes y nutricionales, porque como explica el el doctor Leonardo López Guzmán, experto en medicina natural y homeopatía, “los antioxidantes combaten el envejecimiento prematuro y protegen a nuestro cuerpo de la contaminación ambiental y química”. Además, las personas lo relacionan con la pérdida de peso y aunque no es la clave para lograrlo, la nutrióloga Nineth Carrillo comenta que gracias a su riqueza de catequinas y polifenoles, el té verde propicia la disminución del colesterol y disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, razón por la cual todas las señoras tienen una cajita lista para abrir en sus cocinas. Té de jazmín Para los amantes de los sabores dulces, el té de jazmín es una opción increíble, ya que además de ser muy rico, Profesionales del Departamento de Epidemiología, Instituto Cardiovascular y Hospital Fu Wai y la Academia China de Ciencias Médicas de Beijing encontraron que ayuda a disminuir los niveles de colesterol, evitando ataques cardíacos y derrames cerebrales, además de aliviar el estrés y retrasar el proceso de envejecimiento. ¿Quién podría resistirse a él? Té negro Otro de los tés que más frecuentemente encontramos en las alacenas, es el té negro, que muchos utilizan como sustituto de café. Esto se debe a que ayuda a mejorar el estado de alerta mental, facilita el proceso de aprendizaje, contribuye a una mejor memoria y la habilidad para procesar la información, según información del sitio de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, Medline Plus. Además, también explican que el té negro también es súper efectivo para tratar el dolor de cabeza, la presión arterial alta y baja y el colesterol y para la prevención de las enfermedades cardiacas como la arteriosclerosis, el endurecimiento de las arterias y el infarto de miocardio. Sin embargo, debemos ser cuidadosos con su consumo ya que posee un alto contenido de cafeína. Té de manzanilla El té de manzanilla tiene numerosas propiedades medicinales gracias a sus terpenoides, flavonoides y otros aceites volátiles que, de acuerdo a un estudio publicado por el National Center for Biotechnology Information (NCBI), funcionan como antiinfamatorio, activo antibacteriano y relajante. Esto significa que es ideal para relajarte y conciliar el sueño, para aminorarlos cólicos menstruales y dolores de estómago, así como para reducir el dolor de las articulaciones. Té chai El té chai, un té que ha tomado una fuerte popularidad en los últimos años, es originario de India y se parece mucho al té negro pero posee un sabor diferente, con distintas hierbas y especias aromáticas como clavo de olor, canela, jengibre, pimienta y cardamomo. La reducción de náuseas y el malestar estomacal, el mejoramiento de la digestión y la actividad cardiaca son sólo algunos de los múltiples beneficios del té chai. Té de tila El té de tila es, sin duda, uno de los favoritos dentro de las cocinas mexicanas y es que gracias a su alto contenido de fitonutrientes, flavonoides y otras sustancias diaforéticas, los cuales ayudan a aliviar la presión arterial alta, calmar la ansiedad y conciliar el sueño. De hecho, investigadores del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (CIENVESTAV), encontraron las hojas del té de tila actúan en nuestro cerebro, inhibiendo la excitación del sistema nervioso, actuando como un relajante. Ahora que conoces los tés más populares y las razones por las cuales deben estar en tu cocina, ¿cuál te hace falta?
NEWSLETTER
Subscribe to the Newsletter
ADVERTISING
ADVERTISING